La Justicia investiga el incendio de la confitería de La Hoya como un hecho intencional

Las llamas que devoraron la confitería "La Piedra" en el centro de esquí La Hoya en la mañana del lunes pasado habría sido intencional. Esa es la principal hipótesis que le acercó en un informe preliminar el perito en incendios, subcomisario Guillermo Köning, a la fiscal Fernanda Révori que instruye la causa.

Si bien en un primer momento se sospechó que el fuego había sido originado por un cortocircuito producto de la sobrecarga eléctrica en un sistema vetusto, indicios de líquidos inflamables en distintos puntos de la estructura, que tuvo una destrucción total, hacen presumir una intencionalidad en los focos ígneos.

La fiscal Révori informó que la semana próxima espera que le sea remitido el informe final por parte del experto, en el que se detallarán de forma pormenorizada los métodos empleados para arribar a esa conclusión, según adelantó.

La confitería estaba emplazada a pie de los principales medios de elevación y había sido concesionada por la Secretaría de Deportes de la provincia de Chubut que mantiene numerosos conflictos con trabajadores de ATE, señalaron a Infobae fuentes cercanas a la investigación.

En el lugar no hay instaladas cámaras de seguridad. Otras fuentes inobjetables revelaron que una vez iniciado el incendio, cerca de las 8, un helicóptero de las fuerzas federales de seguridad sobrevoló el lugar siniestrado. "Toda el área estaba muy nevada y no se observaron rastros ni huellas humanas en el acceso al cerro, por lo cual quedaría descartado que alguien ajeno al lugar hubiera subido al cerro para concretar el atentado. Si hay sospechas que deben ser investigadas, estas apuntan a personas propias del lugar", dijo la fuente.

Cuando se le preguntó si esas sospechas incluyen a grupos indígenas radicalizados, la fuente lo descartó y dejó entrever que una hipótesis de la investigación apunta a miembros vinculados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en Esquel.

Según señalaron fuentes de la Secretaría de Turismo a medios locales, el centro de esquí La Hoya, ubicado a 13 kilómetros de Esquel, experimenta una buena temporada, con cerca de un 60 por ciento de ocupación turística que, en gran parte, se vuelca a los deportes invernales. Los diez medios de elevación, que hilvanan una superficie esquiable de 22 kilómetros cuadrados a lo largo de 24 pistas, se mantienen operativos y se barajan opciones gastronómicas para reemplazar el servicio que brindaba la confitería La Piedra.

Leer mas

Sé el primero

Deja tu comentario

Tu dirección de correo NO será publicada


*